Es de Salford pero vive en Sheffield, Inglaterra. En la época más extraña del movimiento Electroclash, Adrian Flanagan y una pandilla de rockanroleros se dispusieron a grabar un compilado llamado Northern Electronic, para diferenciarse de el movimiento de moda. Le llamó Rocktrónica. Ahora Adrian acaba de editar el disco The Chanteuse and The Crippled Claw