La música arquitectónica de Nancarrow afterpop jesus pacheco 01

La música arquitectónica de Nancarrow

 

“Junto a Charles Ives, John Cage, Steve Reich y Frank ZappaConlon Nancarrow es uno de los más grandes compositores experimentales del siglo XX”. Con esa frase,Dominic Murcott alude a ese compositor heterodoxo que ha convocado este año a oídos exigentes en diversas partes del mundo con motivo del centenario de su nacimiento, lo mismo para escucharlo que para hablar sobre su legado. México se unirá al homenaje el próximo sábado, con una serie de actividades en el Museo Universitario del Chopo, que incluirá sesiones de escucha, un concierto y varias conferencias, una de ellas a cargo de Murcott, director del departamento de composición y tecnología musical del Trinity Laban Conservatoire of Music and Dance, quien además ha concentrado sus investigaciones sobre todo en las piezas para percusión de Nancarrow.

A unos días del homenaje en el Chopo, Murcott cuenta a Afterpop cómo llegó a conocer la obra de Nancarrow en tres etapas: 1) cuando estudiaba música y aún no se graduaba, le cautivó la complejidad de sus estudios de piano mecánico; 2) cuando comenzó a componer en forma, se dio cuenta de que había varios aspectos de su obra que resonaban con sus propias ideas, y 3) en 2008, comencé a investigarlo a fondo, etapa en la que realmente se enamoró de su música y quedó fascinado con su biografía.

“En abril de este año, curé un festival dedicado a él en el Southbank Centre de Londres, y en el proceso de la organización, pasé mucho tiempo intentando imaginar cómo funcionaba su mente creativa. Como parte de mis investigaciones, tuve que conocer a su viuda, a su hijo y a muchos de los coloridos personajes que forman parte de su historia.”

Sin el límite de lo humano

“La parte de la obra de Nancarrow más conocida, los 50 estudios para piano mecánico, son casi únicos. Ese instrumento fue increíblemente popular desde principios del siglo 20 hasta los años 20, cuando la radio comenzó a ponerle atención. Fue diseñado como una manera de replicar un pianista a través de un rollo de papel perforado. Nancarrow hacía sus orificios en el papel él mismo, así que no tenía necesidad o interés en limitarse a algo que los humanos pudieran tocar, así que su música es con frecuencia más rápida y más compleja que nada que hubiera habido antes, o incluso, mucho después. Algunas piezas son medio blueseras, unas apacibles, otras divertidas y muchas, densas y difíciles. ¡Y todas son increíbles!”

De naturaleza arquitectónica

“Lo que lo caracteriza es, además, único: su principal interés es el tiempo musical. No el tiempo musical con el que todo músico está familiarizado, sino distintas capas de tiempo musical que se mueven a distintas velocidades, que chocan, entran en conflicto y se complementan una a la otra. Mucha de su obra es mejor descrita como arquitectónica, que sirve para decir que la estructura de la música puede ser más importante que las notas mismas. Él era completamente antirromántico en la manera en que pensaba la música, pero siempre deseaba que el efecto de escucharla fuera emotivo.”

Un legado en cambio constante

“En palabras de John Adams, ‘quemó la casa y comenzó de nuevo’. Su música todavía sigue siendo única. Nadie ha seguido su método de trabajo, pero su legado cambia gradualmente, conforme aprendemos más sobre su trabajo y su vida. Es casi imposible encontrar un lugar en el que se toquen los estudios para piano, pero también escribió excelente música de cámara, y hay cada vez más ejecutantes buscando hacer arreglos instrumentales a los estudios. Siento que su importancia crecerá con el tiempo.”

Increíblemente inventivo

“¡Estudiar su música me enseñó el poder de trabajar sin limitaciones! Dado que escribió principalmente para pianola, con un cierto número de notas, con una afinación fija, con un sonido fijo, y como concentró la mayoría de su obra en cánones de tiempo (el acto de tocar dos líneas de material musical similar al mismo tiempo, pero a velocidades diferentes), podemos ver que tuvo que ser increíblemente inventivo para seguir desarrollando nuevas ideas. También aprendí sobre determinación: pinchar sus rollos era increíblemente lento, y le dedicó al menos 20 años a eso, con muy poco reconocimiento, sólo para complacerse a sí mismo. Era un compositor con un ego extraordinariamente modesto.”

La pieza favorita: Estudio 37

“Tiene una estructura asombrosa de 12 cánones diferentes de tiempo, cada uno con 12 diferentes voces. Es relativamente fácil oír la estructura conforme se mueve por cada sección, y está llena de sorpresivas texturas. Y tiene un final tonal maravillosamente accesible.”

El sábado se efectuará también una sesión de escucha y análisis del “Estudio 21“, dirigida por Salvador Rodríguez, compositor y maestro de la Escuela Nacional de Música. El compositor y musicólogo Julio Estrada presentará la conferencia “Visiones de Escher en el oído de Nancarrow”, en la que propondrá una nueva percepción de esta obra musical puesta en paralelo a las búsquedas matemáticas del espacio que Escher realizara para crear una obra pictórica muy próxima al pensamiento que se tiene en música.

Será proyectado además el documental Conlon Nancarrow: Virtuoso of the player piano, en el que James Greeson indaga en la vida del compositor y aborda desde su juventud en Texarkana, Arkansas; sus años de estudiante en Boston y Cincinnati; su colaboración con la WPA durante la gran depresión, y su paso por la Guerra Civil española como parte del Batallón Abraham Lincoln, hasta su llegada a México tras el acoso del Gobierno estadounidense por formar parte del partido comunista, y se alude al reconocimiento tardío que le dio la MacArthur Foundation, cuando Nancarrow tenía 70 años.

Y las actividades finalizarán con la presentación del Ensamble Chamizo, que interpretará dos piezas que protagonizaron historias desastrosas cuando intentaron llevarse a concierto: “Trío No. 1″, pieza para clarinete, fagot y piano incomprendida por los mismos músicos que la ejecutarían, y “Septeto”, la pieza de la que Nancarrow solía decir que había destruido las partituras tras el estreno accidentado de 1939. Se cuenta que ambas experiencias pudieron haber detonado la decisión de Nancarrow de empezar a utilizar el piano mecánico como instrumento óptimo para proyectar sus ideas.

Share and Enjoy