Reseña/descarga: 'The Minimal Wave Tapes Volume 2'

 

Veronica Vasicka, neoyorquina, canalizó a través de la creación en el 2005 del sello Minimal Wave, el tiempo y la dedicación que invertía rescatando, para su programa de radio semanal,  grabaciones perdidas de música electrónica DIY  producida a principios de  los ochenta de matices oscuros, estructuras minimalistas y cruda producción.

Y es que por cada New Order o Gary Numan, existieron cientos de proyectos musicales, posibles sólo gracias al creciente acceso a los sintetizadores y a la grabación casera en casetes compactos que nunca salieron de un limitado circuito underground basado en grabaciones autoproducidas por los artistas.

Minimal Wave ha sido desde mediados de la década pasada un artificio para la reivindicación y la arqueología de todos estos sonidos cadenciosos derivados de la era de la música industrial inglesa y la Cold Wave francesa y a su vez germen  de otras corrientes, quizás la más inmediata la EBM que se esparció en los ochenta desde Bélgica hacia el resto de Europa.

Junto quizás con Wierd Records, ha dotado a la cultura pop contemporánea de un nuevo interés por este sonido de hace ya más de veinte años, creado a partir de sintetizadores y cajas de ritmos que representa una mina casi inagotable de nombres que aguardan a ser redescubiertos y colocados en una renovada pista de baile no exenta de un glamour, sofisticación y decadencia propios.

Para el segundo volumen de The Minimal Wave Tapes (Stones Throw, 2012) Vasicka hace alianza con Peanut Butter Wolf  para rescatar y lustrar -gracias a la magia de la remasterización- catorce tracks grabados por proyectos ingleses, griegos, franceses, holandeses, belgas, canadienses, americanos, italianos, alemanes y australianos entre 1981 y 1988 – mas una anomalía del 2004 por parte de Geneva Jacuzzi.

En cuanto al sonido, si algo ha caracterizado a las dos recopilaciones que han surgido bajo este nombre, es el particular gusto de Veronica, gracias al cual los tracks seleccionados portan no sólo el desenfado postpunk característico del género, sino también una peculiar elegancia y en general una cadencia capaz de inducir al baile aún al más escéptico.

He aquí una raíz directa hacia el origen del sonido de nombres tan actuales como Zola Jesus, Crystal Castles, Not Not Fun,Fever Ray, Xeno & Oaklander o Soft Metals.

Descarga H.S.T.A. de Das Ding

Share and Enjoy