Glenn Gould hablando con niños.

Hablamos, probablemente, del intérprete más importante de todo el siglo XX. Un tipo extraño, que llevó su cercanía con la música de Bach a límites extraordinarios y se jactó, como escritor y divulgador, de tener una de las culturas musicales más completas dentro de los círculos académicos.

Un neurótico, que cubría sus manos obsesivamente para no perder su magia y nada más tocaba la música de muy pocos genios.

Una leyenda.

Y un locazo que, además de todo, hablaba con amor con niños acerca de sus pasiones musicales.

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Afterpop © 2014 All Rights Reserved