Bill Orcutt, directo y sin escalas.

Hace un par de meses en su columna EVM Gerónimo Sarmiento nos otorgó un breve pero versado e incisivo repaso por las inclinaciones tanto estilísticas como formales de Bill Orcutt. Sin el afán de interponer lecturas reduccionistas, entiendo que en dicho texto se contrapone la idea de la técnica en relación con la copia y el original, con la expresividad entendida como una búsqueda de un lenguaje particular. Ambos componentes (forma y contenido) examinados a través del lente Blues.

Recomiendo ampliamente revisar dicha entrega que además de ofrecer una sugestiva reflexión sobre el género (blues), hace sombra sobre aspectos que se podrán entrever más adelante en estas líneas.

Conocí el trabajo de Orcutt gracias a un post que Rafa Villegas le hizo a alguna de sus amigas en el popular e idiotizante Facebook. Debo admitir que además de enterarme de indiscreciones, he obtenido información bastante estimulante durante esas largas y ociosas divagaciones.

Sometido por su sonido “directito y sin escalas” me avoqué a buscar cualquier material disponible en la red que tuviera la firma de Bill Orcutt incluyendo otros proyectos como Harry Pussy. Me sorprendió encontrar una cantidad decente de grabaciones. Aquí, cabe señalar que experimenté una extraña estimulación que hacía tiempo no se presentaba al escuchar lo que fuese, y a reservas de sonar trillado, “me encontré con eso que estás buscando sin saber que lo estas buscando hasta que lo has encontrado”.

El caso está en que debí agradecer a Rafa de alguna manera el haberme llevado a tan peculiar encuentro. Sin hacerle saber que fue husmeando, como accedí a aquel hallazgo Únicamente me atreví a pronunciar un comentario sobre -lo increíble que era el sonido de la guitarra de ese señor- y le mencioné algunas frases “inteligentes” como muestra de mi interés, sin hacer mención ni reconocimiento alguno sobre su recomendación involuntaria. ¿Y qué tiene que ver todo esto directamente con la producción de Bill Orcutt? Probablemente poco, pero gracias a lo anterior, fui invitado por el mismo Rafa a realizar un breve cuestionario, que después de meses de estar flotando probablemente dentro del enorme espacio de la desidia, fue contestado así, “directito y sin escalas”. Mismo que si su compromiso con la lectura les concede, podrán apreciar a continuación.

¡Pero basta de anécdotas y rodeos! Si lo que requieren es una micro biografía del Señor Orcutt, pueden consultar las siguientes páginas con sus respectivos enlaces y reseñas, generosas en información y que seguramente estarán mejor redactadas que ésta, para aclarar los vacíos:

http://www.allmusic.com/artist/bill-orcutt-p214059/biography

http://www.tuskfestival.com/artists/bill-orcutt/

http://palilalia.com/

Les agradezco ampliamente su tolerancia y el haber llegado hasta aquí. Como le comentaba a Bill, “espero que la disfruten tanto como yo disfruté inventarme la preguntas”. Sin más los dejo con una pequeña entrevista tendenciosa, dirigida y plagada de transferencias, donde mis interpretaciones se pueden entender como un pobre ejemplo de “la fragmentación del conocimiento humano”.

Enrique Arriaga: Hay muchos adjetivos que se pueden utilizar para describir tu trabajo, tal vez:  primitivo, crudo, visceral, impulsivo, y la lista puede seguir. ¿Te sientes relacionado con cualquiera de estas descripciones?  si es así ¿hay alguna en particular que te gustaría profundizar o desarrollar? ¿Hay alguna más se puede añadir? si no ¿Cuál es tu posición en relación con las categorizaciones?

Bill Orcutt: La gente necesita una manera de hablar sobre la música, describirla, etc. así que no hay nada malo con adjetivos o categorías per se. Si estoy en inmigración en el aeropuerto con mi guitarra y me preguntan qué tipo de música hago, sólo digo folk o blues, porque necesito describir lo que hago de modo directo. Por otro lado si veo mi música clasificada como blues (por ejemplo, como en iTunes) eso me hace temblar, porque en realidad no es “el blues”, como el término que generalmente se entiende y alguien navegando o buscando por géneros probablemente, se confundirá con esta clasificación.

En términos de cualquier respuesta personal de un individuo hacía la música, pienso que todos los adjetivos están igualmente bien. Acepto todas la interpretaciones o descripciones.

EA: Aún no he tenido el privilegio de ver tus películas. Sin embargo tengo una fuerte fijación en encontrar relaciones entre los trabajos realizados en diferentes medios por el mismo autor. ¿Me puedes decir algo de tu proceso al hacer una película, y cómo éste proceso se vincula con la grabación de un disco? ¿Existen algunos paralelismos o semejanzas en la intención al desarrollar tus proyectos? 

BO: Han sido más de 10 años desde que no hago ninguna película. Ahora nunca pienso en eso.

EA: Una característica en particular que me atrae de tu ejecución, son los gestos y las expresiones, por ejemplo: tocar descalzo, las vocalizaciones incomprensibles y esporádicas (zumbidos, gemidos, etc.), los cambios bruscos de velocidad o de humor y una actitud muy implosiva. ¿Puedes explicar el potencial de estas características?

BO: Son sólo cosas particulares para mí, aparentemente. Trato de no ser demasiado consciente de lo que estoy haciendo mientras estoy tocando (Evitar ver vídeos de mí mismo, etc.) para que no se conviertan en “schtick” o algo así, no me siento inhibido de hacer cualquier cosa que se sienta natural en el escenario. No tengo la menor idea de su potencial.

EA: Tu música puede ser experimentada como una invocación de algún tipo de fuerza críptica, tal vez algo que tiene que ver con el ritual y un cierto  estado “alterado” de conciencia. Corrígeme si me equivoco, pero ¿son estas consideraciones válidas? ¿Estás en busca de este tipo de experiencias? ¿Cómo podría la música alcanzar estos deseos?

BO: No para mí, pero cualquier interpretación es válida.

EA: ¿Estás familiarizado de alguna forma con el término Gut-scape? ¿En qué te hace pensar? Cuando tocas ¿Crees que el “espacio” está siendo tallado? de ser así ¿de qué manera?

BO: Interesante. Me hace pensar en este vídeo  y la idea de un concepto espacial en lugar de uno tradicional sobre los conceptos musicales de tensión y liberación. ¿Qué pasa si un pianista ve al teclado como un objeto físico con “parches de tensión” que exigen liberación (para adaptar la nomenclatura de la de vídeo) en lugar de una colección de notas/escalas/acordes?  Tal vez sea una mejor manera de entender ciertos tipos de música en vez de usar la armonía tradicional?

 

EA: Noto ciertos ruidos incidentales en tus grabaciones -el teléfono sonando, una puerta que se cierra, un coche parando, voces…- Me pregunto si todo lo que sucede durante el tiempo entre cada toma del disco es registrado. Si de alguna manera, todo el tiempo de la construcción de desliza a la grabación… 

BO: Es sólo ruido incidental que no edito. Me gusta por que me recuerda el lugar y el momento en que la música fue grabada y soy muy sentimental al respecto. Así que lo dejo.

EA: Si tuvieras que añadir una pregunta a esta entrevista ¿cuál sería?

BO: ¿Cuál es tu vegetal favorito? (Coles de Bruselas)