La suciedad y el speed de WORDS

La suciedad y el speed de WORDS
por Rafa Villegas

De repente, a nadie le gusta ya hablar de escenas. Entonces iniciaré diciendo que el mapa de la música extrema en México es un mapa añejo, delimita un territorio siempre en expansión  que se ha ido enriqueciendo desde hace décadas. Mucho más allá del impacto que pudieron haber tenido desde hace dos décadas las presentaciones en suelo nacional de bandas como Carcass o Napalm Death, llámalo grind core, trust, hardcore, noise…”puro pinche ruido” -como el nombre del legendario sello y promotora- o incluso -¿por qué no?- “satanic free jazz” -sí, como de repente se hacen nombrar los Zero Point- este territorio está lleno de intercambio, movilidad, organización…las bandas y proyectos no han necesitado de instituciones, grandes foros, festivales ni medios establecidos de comunicación para mover su material, organizar legendarias tocadas -una de las que más he disfrutado fue una clandestina de lapatentependiente, Francois Cobaya y los New Parallelogramers en un elevado piso del monstruoso y abandonado “Edificio Insurgentes” , con todo y amable participación de la policía, y salir a tocar fuera del país. Aquí funciona otra lógica. Y funciona bien.

 WORDS es una banda interesante no sólo por su sonido, también por que involuntariamente es un nodo que lanza muchas pistas para seguir diferentes direcciones del ruidero capitalino. Los diferentes proyectos por los que han pasado sus integrantes -Marcos Hassan, Ivan “Chapu” Luna y Japonecio Narut- forma una trayectoria que si se sigue con un mínimo de curiosidad, puede proporcionarle al lector claves de acceso para sumergirse en el verdadero undergraun chilango, una fuente inagotable de sonidos a la que los tiempos de lo jipster y lo indie más bien le vale madres.

Esta es mi charla con Hassan y Chapu

Rafa Villegas: De unos años para acá, parece haber un boom de ciertas formas del metal, llámese sludge, grindcore, doom e incluso post-doom. Ahora es cool traer una playera de Godflesh, Neurosis o Liturgy. A muchos les sorprendería lo sólida que es esta escena extrema en México, no sólo por que hace -literalmente- décadas, los promotores se han dado a la tarea de organizar conciertos con bandas de primera, mismos que han sido compartidos por “teloneros” mexicanos. En el mapa de esta escena ¿En dónde entra WORDS?

Chapu: Cuando WORDS inicia en 2010, lo único que teníamos en mente era hacer una banda potente, de “rock duro”. En lo personal, venía de hacer muchos proyectos truncos con integrantes de Vicente Gayo, Austin TV, Antimäster, Here Comes the Kraken, y la mayoría de ellos no llegó a ningún lado. Era momento de comenzar algo en serio. Y que no fuera tan raro. Mi última se llamó Bastardo y era un avantgarde-progresivo con mil cambios y armonías poco convencionales. Así es que la idea de hacer un grupo que tuviera tiempos fijos me pareció excelente; que en la composición se diga: “4 vueltas de esto, 8 de esta parte y regresamos a 4”, ¡Volver a los cuatro cuatros! Fabuloso para mí. Una prueba el tocar sin tanta complejidad, con feeling y poder.

WORDS pertenece a un amplio espectro de “escenas”. Hemos compilado varios géneros que nos gustan desde que éramos pubertos (finales de los 90) hasta hoy; en realidad somos melómanos (término súper trillado), y ahora nos nace de la manera más honesta hacer algo de sludge, punk, doom, crust, etc. Si sale abrirle a una banda o compartir shows con grupos nacionales de éstos y otros géneros estridentes está perfecto. Pero también estamos seguros que podemos tocar en festivales tan importantes en México como Radar o Aural (a los que cada año vamos). Hay con qué. Realmente nos inspiran muchas bandas tan abiertas como Boris. Está muy claro que queremos hacer música dura, pero muy abiertos a evolucionar. Esto apenas es el comienzo.

Marcos: La verdad, no pienso que seamos parte de una escena u otra, tenemos compas que tocan en bandas muy cabrones y tocamos con ellos. Lo que sí es que, como dices, han estado saliendo chingos de bandas increíbles, Los Monjo, por ejemplo, que traen un pedo algo tradicional pero se la saben, escriben canciones agresivas que las recuerdas y prenden. Inservibles, Nazareno, Crimen, Weedsnake, chingos más.

Pero, te digo, personalmente, siento que WORDS no está casado con una escena por sonido. Usamos los términos de “sludge” y “crust” y todo eso para que la gente se de una idea de que esperar. Apenas estamos sacando material y no nos ubican chido, cuando platicas con alguien que sabe, le dices toco “Equis” ya se da una idea. Cuando usamos la palabra “sludge”, es para que sepan que tenemos rolas arrastradas y mugrosas, pero no es porque queremos que piensen que tocamos igualito a Eyehategod o Iron Monkey o Buzzov*en o Corrupted, por más fans que seamos de ellos, pero también tocamos rápido. Esas etiquetas son un mal necesario.

Siento que esta banda puede tocar con una gran variedad de bandas. Nuestra primer tocada fue con La URSS de España, que son unos que tendrán 22 años de edad en promedio y suenan como los Dead Boys y también hemos tocado con Dave Phillips de Fear of God, banda de la que somos bastante fans, pero ahora trae una onda de harsh noise, sin guitarras ni bateria, ruido que busca totalidad. En ambas ocasiones no nos sentimos fuera de lugar.

1 comment on this postSubmit yours
  1. Unos links para que se enteren de tocadas y como obtener el cassette, por si gustan:

    Facebook: https://www.facebook.com/wordsoficial
    Twitter: https://twitter.com/#!/WORDS_
    Tumblr: http://wordsband.tumblr.com

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Afterpop © 2014 All Rights Reserved