Cabine: el amor por el pop

LOLLIPOP
Cabine: el amor por el pop
Por Jesús Pacheco

Aunque ya tienen grabado un álbum nuevo que lanzarán ya bien entrado el 2012, Françoise Cactus y Brezel Göring, la francesa y el alemán que integran Stereo Total, todavía traen bajo el brazo Baby Ouh!. El disco tiene una portada inquietante. En ella, los rostros de Françoise y Brezel se reproducen una y otra vez alrededor de la boca que emite un “baby”, al que Brezel pareciera responder un afrancesado “ouh!”. Se trata de la interpretación gráfica de un disco descrito como repleto de glamour y de histeria, y que incluye lo mismo cóvers de Brigitte Fontaine que de la faceta electropop de Almodóvar o una versión de Tour de France, el clasicazo de Kraftwerk.

Los responsables de poner imagen a la entrega discográfica más reciente de Stereo Total fueron Hervé y Paul, dos diseñadores que integran Cabine, un despacho de diseño que también se ha encargado de portadas para discos de Jacno, Electrocute, Khan of Finland, Monade, Stereolab y Fangs, el nuevo proyecto de Jane Motoro y Marko Poloroid, ex Motormark.

Decidí iniciar Lollipop, espacio en el que indagaré en la creación del arte para discos, con una entrevista a Paul, la mitad de Cabine, aprovechando la próxima visita de Stereo Total a México. Su primer portada para ST fue la del Musique Automatique, que hicieron prácticamente sin conocerlos, aunque Paul confiesa que ya eran fans de su música. Hoy, en el currículum de Cabine figuran las portadas de Do The Bambi, Paris Berlin, Discotheque, diversos sencillos y, por supuesto, Baby Ouh!

[slideshow id=5]

JP: ¿Cómo nace su interés en el diseño?
P: Comenzó a muy temprana edad. Primero, con portadas de discos y libros de arte que estaban disponibles a nuestro alrededor. Luego, cuando éramos adolescentes, nos enganchamos de verdad a las cosas retro, a la moda, a los muebles, a los juguetes… A todo lo que tuviera que ver con diseño.

¿Creen que el diseño pueda ayudarnos de alguna manera a tener una mejor experiencia con la música?
El diseño y la música siempre han estado conectados. La gente suele escuchar el disco que acaban de comprar con la portada en las manos, viendo las letras pero también asociando la música con las imágenes que se muestran en el empaque. Aunque es cierto que es cada vez menos frecuente cuando escuchas mp3 en la red desprovistos de portada o incluso del nombre del track. Pero todavía todos los álbumes están asociados con algún tipo de diseño, de ilustraciones o de fotografías.

¿Qué rasgos de una portada pueden conquistarlos?

La composición y el balance en los colores son los imanes visuales más inmediatos, pero pueden ser muchas cosas, como un simple detalle hecho a partir del contraste de colores, por ejemplo.

¿Dónde encuentran inspiración para sus trabajos?

En todos lados, desde la obra de artistas que nos encantan, exposiciones, películas o libros, hasta en los estímulos visuales que hallamos en las ciudades a las que viajamos. En realidad, no hay límites para la inspiración, la encuentras a donde quiera que mires, incluso en esos lugares pobremente diseñados por los que pasamos todo el tiempo.

¿Qué buscan estimular en nuestras mentes con su diseño para discos?

No tenemos un plan, pero queremos creer que puede estimular un poco de placer, inducido por la combinación de diseño y contenido. También es importante para nosotros que sean divertidos y tengan un toque sexy. O incluso también pueden tener una arista política.

¿Eran fans de Stereo Total antes de crear portadas para ellos?
Sí. De hecho, compramos uno de sus discos en una tienda en París y de inmediato nos gustaron. Luego los conocimos en Londres, donde iban a presentarse. Nos mantuvimos en contacto, les enviamos nuestro trabajo y les gustó. Entonces nos pidieron que diseñáramos el Musique Automatique. Hemos sido amigos y socios desde entonces.

¿Cómo describirían su trabajo a alguien que aún no lo conoce?
No podríamos decirlo con precisión. Alguien en un medio inglés describió alguna vez a Cabine en estos términos: “Con su trabajo han desarrollado un gran sentido de la unión de diseño y música, y su sello distintivo es un tributo obsesivo a las formas geométricas, los colores primarios y las pin-ups subversivas”. Creemos que fue una buena descripción cuando se publicó y que sigue siendo válida.

De pronto, algunas de sus piezas remiten a aquellos fólders de las trapper keepers y esa especie de años 80 imaginarios.
No nos sentimos necesariamente enfocados en los 80. El diseño de los 60’s es también importante para nosotros. Aunque probablemente estemos influidos por los 80’s, dado que tanto Hervé como yo crecimos en esa década y nos vimos influidos por numerosas imágenes, sonidos y diseños de aquel entonces. También nos gusta pensar que el final del punk de los 70 y el post-punk fue una influencia, aunque no necesariamente lo transpire nuestro trabajo.

Quizá la siguiente pregunta sea un poco tonta, pero ¿qué tanto se inspiraron en la música de Stereo Total para crear sus portadas?
Siempre escuchamos la música cuando creamos el diseño para algún disco. Con Musique Automatique, hicimos los diseños casi sin conocerlos a ellos, sin saber cuál era su gusto, su universo… Sólo escuchamos los demos del disco que nos enviaron. Después de eso, cada vez que tenemos que hacer un nuevo diseño para ellos, nos reunimos con Françoise y Brezel y platicamos sobre sus ideas y deseos. Ellos nos dan imágenes o fotografías que podemos utilizar, luego escuchamos los demos y preparamos el diseño. La estimulación proviene también del material musical que descubrimos en los demos que ellos u otros artistas nos dan. Eso pone la atmósfera, el humor cromático, la actitud, etcétera.

¿Qué vida desean para una de sus portadas?
No sabemos. Tal vez que sean el símbolo de una revolución anticapitalista efectiva, jeje.

¿Qué opinan de aquellos que compran discos guiados por las portadas?
¿Hay gente que compre de esa manera? ¡Jajaja! Sí, nosotros también lo hemos hecho. Tenemos unos cuantos discos horrendos pero con arte fantástico. Y siempre llega el momento en que te preguntas si deberías tirar el disco, pero algunas veces el diseño es tan bueno que prefieres conservarlo.

Y si alguien decidiera comprar todos los discos que tuvieran sus diseños en la portada, ¿encontrarían similitudes musicales entre ellos?
Probablemente sí. Nos gusta pensar que hay un vínculo entre lo que hacemos y los artistas con quienes colaboramos. También es una combinación de actitudes. Un rasgo en común podría ser el amor por el pop. Pero del pop nos vamos al rock, al punk o al electro. No hay fronteras para nosotros, sencillamente amamos la música. Y eso se ve, por ejemplo, cuando tocamos como dj’s.

¿Qué están escuchando por estos días?
La verdad, un montón de cosas. Muchos soundtracks de películas italianas raras de los 70’s, algunas colaboraciones de Gainsbourg de los 60’s y 70’s que no habían sido publicadas, algo de electrónica alemana viejita, algo de electropop reciente…

¿Hay algún álbum clásico para el que les hubiera gustado haber hecho el arte?
Bueno, los dos estuvimos y seguimos estando enamorados de los dos primeros discos de los B-52’s, el amarillo y el rojo. Diseño y música sabios. ¡Siguen siendo perfectos!

¿Hay algún sello discográfico que les guste por su diseño?
No sabemos… Pero, por ejemplo, Broadcast, de Warp, es una banda a la que amamos por su música y sus diseños. Por desgracia, la muerte de la cantante, Trish Keenan, nos privará de tener más tesoros hermosos suyos. El último disco de los Beastie Boys también tiene una gran portada.

¿Cómo se dieron las colaboraciones para los discos de Monade y Stereolab?
Todo sucedió porque un día cenamos con nuestra amiga, la cantante francesa Brigitte Fontaine, y ella nos dijo que los chicos de Stereolab le habían enviado algunos discos porque eran fans suyos, y que incluso habían grabado una canción llamada “Brigitte”. Nosotros éramos fans de Stereolab, y habíamos planeado ir a su presentación en Londres unos días después… De hecho, fue el día que hubo un incendio en el Eurotunnel, así que tuvimos que tomar un avión. Los conocimos después del concierto y les contamos que Brigitte estaba muy entusiasmada en conocerlos. Luego, organizamos que colaboraran, lo que resultó en el 7” Caliméro, para el que hicimos el diseño. Tim Gane, de Stereolab, también nos pidió que diseñáramos otro 7” llamado Free Witch and No-Bra Queen, así como varias playeras para una de sus giras. Y para Monade, el proyecto solista de Laetitia Sadier, ella nos pidió que diseñáramos el álbum. Le propusimos que colaborara nuestra amiga Rachel Ortas, una artista francesa que vive en Londres. Así que ella creó todos esos dibujitos con grabado.

Share and Enjoy

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Email
Print
Pinterest