La música de Philip Glass visualizada en fractales

Sinestesia con los sonidos de Philip Glass. El compositor está en sus años ’70 y continúa creando atmósferas con estelas autóctonas y esa música ambiental que apela mucho a las corrientes folklóricas en algunas de sus facetas. Es minimalismo, música del mundo… y, por la cantidad de obra que edita, se ha hecho de un repertorio muy extenso. Entre sus trabajos de piano, música con ensamble, música para teatro, filme, composiciones para otros intérpretes, sinfonías, orquestas, óperas y chamber music, Philip Glass rebasa las 100 obras creadas. Hay quiénes lo etiquetan como new age por su sonido y cuestionan su calidad (¿calidad vs. cantidad? Ese podría ser un buen debate en torno a la trayectoria de Glass) pero de lo que no hay duda es que es imposible desacreditarlo como uno de los pilares dentro de la música ambiental, activo durante ya varias décadas y con una constancia envidiable. En este caso, más que compartir unicamente la música, nos encontramos con que la artista rusa Tatiana Plakhova se ha dedicado a retratar graficamente algunos extractos de la obra del compositor. Plakhova hizo una maestría en psicología social antes de adentrarse y emprender una búsqueda en el terreno del arte visual. En los siguientes videos podemos ver su crossover, al unir momentos emblemáticos del trabajo sonoro de Glass con interesantes diseños fractálicos en un tipo de elocuencia multidisciplinaria:

Dulces simétricos para los ojos. Las abstracciones visuales de Tatiana Plakhova puede ser apreciadas en su sitio, Complexity Graphics. Un trabajo, por cierto, muy clavado con las ciencias noosféricas y otros conceptos interesantes.

Enlace: The Music of Philip Glass, Visualized in Fractals | Brainpickings