Entrevista: Discodeine y la filosofía del placer

DISCODEINE Y LA FILOSOFÍA DEL PLACER

por JESÚS PACHECO

Discodeine nació hace cuatro años, pero Pilooski y Pentile, sus integrantes, habían sido bastante aclamados como productores por separado. Pentile formó parte de dos duetos: Octet, con el que hacía electropop al lado de Pyjaman, y France Copland, al lado de Krikor  con el que creaba techno anómalo, reteprendido y aceleradote. Pilooski tenía una reputación a prueba de balas que cultivó primero como dj y luego como creador de edits y remixes para LCD Soundsystem, Jarvis Cocker, Iggy Pop, los Mystery Jets y Bryan Ferry, y como productor para Turzi, The Aikiu y, más recientemente, Tristesse Contemporaine.

Con su peculiar sentido del humor, han dicho que decidieron unir fuerzas cuando descubrieron que compartían fanatismo por las películas de ciencia ficción, la música rara para las pistas de baile y la cocina toulousana. Lo cierto es que en su música puede percibirse que les gustan montones de cosas, tanto musical como visualmente.

Luego de editar varios aclamados ep’s para el sello francés Dirty y de echarse varios remixes para Metronomy, Whomadewho, Photonz o Yelle, finalmente publicaron un álbum completo este año, que puede describirse como disco futurista aunque a ellos ya les incomode la etiqueta y que ostenta un grabado antiguo, como en sus sencillos previos, que decidieron utilizar por el aire misterioso y atemporal que le imprimen al asunto.

Según Dirty y los propios Pilooski y Pentile, ese disco debut como Discodeine trata sobre música de club, intensidad, vudú, Chicago house, líneas de bajo análogas, krautdisco, pop, mascarpone y chianti… O sea, puritito placer y algo de magia combinados para disfrute de nuestros oídos. Les sugerimos que no se los pierdan el próximo viernes en Sony Mutek Mx. Tocarán en el Casino Metropolitano, allá por los rumbos del Centro del DF, junto a Guillaume Coutu Dumont, que esta vez viene en plan banda, al lado de The Side Effects, y compartirá cartel con varios proyectos mexicanos interesantes y muy heterogéneos: Cubenx, Fax, Los Macuanos, Mock The Zuma y un jam entre Marbeya Sound, Avanti y Moonrunner. Todo va a estar aderezado con los visuales de James Medcraft, Baillat Cardel, Iregular y Muti Randolph. Como puede intuirse, va a ser una graaan noche…

Pero mientras llegan las 10 de la noche del viernes, los invitamos a leer la entrevista que los chicos de Discodeine respondieron a Afterpop.

 JP: ¿Qué les permite explorar Discodeine que no les permitían sus proyectos como Pilooski y Pentile?

P: Discodeine nos permite explorar muchos universos sonoros. No hay límites a priori. No nos prohibimos nada para estar seguros de nunca aburrirnos componiendo.

 JP:¿Por qué bautizaron su proyecto como Discodeine?

P: Al principio, no teníamos ese nombre. Fue Guillaume Sorge, del sello Dirty, que publicó nuestros primeros ep’s, quien lo escogió. Nosotros nos queríamos llamar Sauna. Pero finalmente, nos gustó el sentido de ese nombre que combinaba disco (por la música de club en general) y codeína (por el aspecto más enfermo, lento, viajado e introspectivo de nuestra música).

 JP: ¿Cómo nacieron las colaboraciones de Jarvis Cocker, Matias Aguayo y Baxter Dury para el disco?

P: Jarvis Cocker vivió un tiempo en París porque su mujer y su hijo son franceses. Él era fan de los edits de Pilooski publicados por Dirty y nos los pidió por correo. Nos conocimos en un restaurante alrededor de un buen platillo, ¡por supuesto! Le pidió un remix a Pilooski para uno de los temas de su último disco. Cuando estábamos finalizando nuestro álbum, teníamos un pedazo instrumental más o menos concebido como una canción sobre la que deseábamos tener una voz. Enviamos un demo en mp3 a Jarvis, y rápida y amigablemente, aceptó escribir un texto y venir al estudio para cantar. Matias Aguayo es un buen amigo de la gente del sello Kill The DJ (Chloé, Ivan Smagghe…), con quienes compartimos local. Pasaba un buen rato ahí cuando venía a tocar a París. Nos gusta mucho su trabajo y queríamos tener un tema en español, así que naturalmente pensamos en él, y aceptó. Y con Baxter Dury, somos fans de sus discos, así que lo contactamos…

JP: Entre los ingredientes de Discodeine, se suele mencionar la intensidad, el mascarpone y el chianti. Así que supongo que su música está inspirada por algún tipo de filosofía hedonista.

P:Sí, tenemos cierta filosofía del placer, lo que no quiere decir que seamos unos libertinos sedientos de orgías… Siempre debe haber un mínimo de noción del placer y de lo lúdico en lo que hagamos y en lo que apreciemos. Aunque puedan gustarnos las películas o las músicas cerebrales o experimentales, nuestras obras preferidas tienen siempre, además de ese aspecto, un lado inmediato, placentero y pop.

 JP: ¿Debemos ver alguna relación entre esa filosofía del placer y el énfasis que ponen en las texturas y los detalles a la hora de producir temas?

P:Sí, puede haber un vínculo entre el placer y el gusto por las texturas, el cuidado puesto en los sonidos, porque ese tipo de ingrediente hace que podamos escuchar un tema una y otra vez… Descubrir detalles en cada nueva escucha.

 JP: Han mencionado a DJ Koze y James Holden entre sus remixers favoritos a la hora de recrear los temas de Discodeine. ¿Qué rasgos de su sello como productores los sitúa entre sus favoritos?

P:También nos gustan muchos otros productores… Pero Holden o Koze tienen un propio universo personal fácilmente identificable. No vacilan en hacer cosas a veces erradas o mal estructuradas. Tienen un sonido vivo, humano.

JP: ¿Cómo se han modificado sus intereses como productores desde sus primeros trabajos?

Pentile: Todavía no he publicado tantos títulos bajo el nombre de Pentile… El seudónimo se mantiene fresco aún. Aunque gracias a Discodeine, hoy tengo un interés más grande por la música de club.

Pilooski: En realidad no ha habido mutaciones. Jamás he dejado de publicar discos, remixes o producciones como Pilooski. Acabo de terminar la producción de un grupo que se llama Tristesse Contemporaine, produje tres temas del último disco de Turzi y estoy trabajando en un proyecto con Baxter Dury…

 JP: ¿Cuál es el complemento ideal para la música de Discodeine?

P:Justo estamos haciéndonos esa pregunta. Nos gustaría integrar visuales a nuestros conciertos. Vamos a reunirnos próximamente con diferentes artistas para encontrar ese cuyo universo gráfico corresponda mejor a nuestra música.

 JP: ¿Qué vida deseas para uno de los temas de Discodeine?

P:Que ilustren una escena hermosa en la banda sonora de una película.

 JP: ¿Por qué han escogido grabados para el arte de sus discos?

–Porque hay algo de intemporal y de misterioso en ese tipo de imágenes.

 JP: ¿Y por qué un grabado de Gustave Doré para la portada de su álbum debut?

P:Fue el diseñador Laurent Fétis, quien ha hecho nuestras portadas, el que nos propuso varios grabados de ese artista. Son muy expresivos y narrativos.

 JP: ¿Cómo describirías el sonido de Discodeine a alguien que jamás los has escuchado?

P:Como música bailable, pero con ganchos melódicos y una paleta de sonidos a veces experimental. Música cinematográfica que puede ser tocada en un club.

 JP: En un árbol genealógico musical imaginario, ¿con quién compartiría rama Discodeine?

P:El árbol tendría muchas ramas, porque nos gusta mucho la música y de géneros totalmente diferentes. Para hablar de artistas recientes, digamos que con Caribou, Jamie Jones, Timber Timbre… Y respecto a ramas más antiguas, Arthur Russell, Moondog…

[soundcloud width=”100%” height=”81″ params=”” url=”http://api.soundcloud.com/tracks/19663689″]

AFTERPOP SEGÚN DISCODEINE

 

Como parte de su kit para prensa, los chicos de Discodeine suelen entregar un glosario en el que desmenuzan de la “a” a la “z” diversos aspectos del dueto parisino. Nosotros nos tomamos la libertad de formar Afterpop a partir de ese alfabeto discodeinesco.

 A : Album

Producido y compuesto por Discodeine en su propio estudio en París, su disco homónimo incluye 11 tracks, fue publicado en febrero de este año.

F : Feedback

A pesar de contar con una corta carrera, Discodeine ha recibido apoyo de compañeros del entretenimientos tan respetados como Busy P, Simian Mobile Disco, Ivan Smagghe, Ewan Pearson, Erol Alkan, Chloé, Prins Thomas, Mickey Moonlight, Aeroplane o James Murphy.

T : Texas gladiators

Se trata de un western post-apocalíptico, dirigido por Joe Amato, que nadie completamente sano de la cabeza ha visto hasta el final. Y es también el nombre del primer EP de Discodeine.

E : EDIT

Recomponer un track usando el copy & paste es una técnica estimada por los DJs que quieren que dure más el placer. Pilooski, el alma eslava de Discodeine, fue coronado “Rey del Editing” por medios y blogs gracias a su trabajo –desde Beggin’, de Fankie Valli, a Send Him Back, de las Pointer Sisters– publicado entre 2006 y 2009 bajo el renombrado tutelaje de Dirty Sound System.

R : REMIXES

Discodeine ha sido remezclado por Tomboy, Joakim, La Horse (Danton Eprom e Ivan Smagghe), It’s A Fine Line (Tim Paris & Ivan Smagghe) y Das Glow, mientras que Discodeine ha remixeado a Metronomy, Whomadewho, Arnaud Rebotini, Villeneuve, Photonz y Yelle.

P : PILOOSKI

Su nombre de civil es Cédric Marszewski. Pilooski construyó su reputación detrás de las tornamesas antes de invadir las playlists de sus amigos con sus edits y remixes (LCD Soundsystem, Jarvis Cocker, Brian Ferry, Iggy Pop…) y sus producciones (Turzi, Discodeine, The Aikiu). Aficionado a los cigarrillos, a la música soul y al pop feliz, siempre lleva con él algo de magret de pato ahumado de su natal Toulouse.

O : Octet

El ahora extinto proyecto de electropop de Benjamin Morando (Pentile) y Pyjaman. Engendraron el álbum Cash and Carry Songs. Era el resultado de una colaboración imaginaria entre Brian Wilson y Charles Manson en un castillo bávaro.

P : Pentile

Para no repetir la “p” de Pilooski, nos dimos la licencia poética de trasladar a Benjamin Morando (Pentile) de la “B” a la segunda “P” de Afterpop. Pentile es la otra mitad de Discodeine, y se dice que es un exigente gourmet y un melómano ilustrado que comparte una pasión intensa por el mascarpone, el chianti, las arias barrocas y el house de Chicago. Después de enfiestar escuchando a Frankie Knuckles y Giorgio Allegri, suele reunirse con Pilooski en el estudio.

 

Share and Enjoy