Ducky: electrónica independiente desde Nueva York

Ducky – Windup Bird from Bicephaly Pictures on Vimeo.

Cuando conocí a Morgan Neiman, ni siquiera podía votar. La californiana de (en ese entonces) diecisiete decidió saltarse el último año de la prepa y entrar directamente al Clive Davis Institute of Recorded Music, parte de New York University. Las circunstancias de su entrada temprana a la universidad me son poco claras, pero dos años después Morgan de nuevo logró rebasar a su generación y actualmente se encuentra trabajando en su proyecto final de la carrera para graduarse este mayo, a la edad de veinte años. Desde el principio, me ha quedado muy claro que Morgan se mueve a un ritmo acelerado, y es imposible seguirle el paso. Ducky va muy rápido. Hace unos días, le pedí que se detuviera un momento para contarle a afterpop cómo va su proyecto.

“Estoy trabajando en tres EPs al mismo tiempo. Siento que me da la oportunidad de explorar diferentes estilos mientras conservo una sola visión artística. Me gusta hacer muchas cosas diferentes, y el formato me permite sacar un trabajo que tenga sentido sin limitarme a un solo sonido.”

En una era donde las instituciones de la industria como el álbum o las disqueras pierden su influencia, artistas como Ducky aprovechan para probar con nuevas formas, tanto en la longitud de publicación como en la manera de interactuar con el producto. Su nuevo video, Wind-Up Bird (abajo) es el primero en una serie que incluirá clips de animación abstracta junto con grabación tradicional. La artista también incorpora dos bailarinas de coreografía contemporánea en sus shows.

 “Hay un límite a cuánto tiempo puedes pasar viendo a una chica parada en frente de una laptop. Además, me gusta trabajar con artistas de otros campos porque se incluyen distintas interpretaciones, y eso enriquece el contenido de Ducky. Me han enseñado a apreciar el aspecto visual del proyecto, a experimentar con eso.”

 El espectro que Ducky recorre va desde el minimal hasta el indie pop, pasando por una saludable dosis de Portishead. Reconoce que parte de su estilo busca emular la escena de Berlín, y traducir un poco de esa energía al público neoyorquino. Considera que el popde aquí está demasiado apegado a ganchos y melodías y que eso no es necesariamente lo que necesitamos.

“Estamos en la era del ritmo. Específicamente en la cultura occidental – otras culturas ya están ahí, nosotros los vamos alcanzando – seguimos viendo una evolución, estamos moviéndonos de una estética de melodías a una de percusiones. Es algo mucho más corporal, más primitivo. En realidad, la melodía es algo que no me viene fácil. Apenas recientemente he logrado escribir melodías más accesibles.”

Sin duda, el nuevo material de Ducky suena considerablemente más comercial que sus primeros beats, pero conserva un alto control de calidad, y – tal vez más importante que eso – un grado de genuina alteridad que le hace buena falta al panorama actual de la música popular. Torciendo suavemente las reglas del pop, Ducky da un paso tentativo pero apreciable hacia lo que le sigue.

 

Visita a Ducky en: http://full.duckymusic.com/

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Afterpop © 2014 All Rights Reserved